En estas fotos veis el espacio del Arraijanal que está delante del Safo Beach.

No hace mucho, el chiringuito pidió permiso para poner una rampa de acceso para minusválidos. Ésta petición fue denegada. La razón: porque la rampa entraba en el paraje natural protegido.

 

 

 

 

 

 

   

Ahora el 20% del terreno protegido está siendo arrasado por máquinas para cementar. Este terreno son 108.000 metros cuadrados, donde se quieren levantar 12 campos de fútbol, grada de 1000 personas, parking, lavandería, gimnasio, etc. ¿Cuántas rampas de acceso para minusválidos caben en ese espacio?

¿Qué está pasando? Así a bote pronto parece una broma de mal gusto. La ley, los mismos que la ponen y nos la hacen cumplir de forma ridícula y aleatoria a los particulares y pequeños negocios, se cambia improvisadamente para otros fines poco transparentes. Para el negocio del jeque.

Y si. La foto es de la zona que limpió Greenpeace hace menos de un mes. Ahí Limasa y otros camiones mueven basura a diario. Si, en el mismo paraje natural protegido donde no se pueden hacer rampas para minusválidos.

 

http://confidencialandaluz.com/arraijanal-managa…/

 

Categorías: Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *